Psicofisiología - UNR - ISSN 2422-7358

 
Inicio arrow Grupos especiales arrow Grupo Tercera Edad arrow El Trabajo Observación sobre Vejez
sábado, 24 de junio de 2017
Menú principal
Inicio
Docentes
Editoriales - Historia
Biblioteca
Grupos especiales
Psicosomatica
Columnistas Invitados
Publicaciones
Galería de Imágenes
Novedades
Transparente
Pará Celso !!!
Cartas al Editor
Marcos Juárez
Enlaces
Contactar
Buscar
Blogs
El Trabajo Observación sobre Vejez PDF Imprimir E-Mail
Indice de Artículos
El Trabajo Observación sobre Vejez
Página 2

X Congreso Argentino de Psicología “La Psicología en el Siglo XXI: Vigencia de sus prácticas” (Rosario, 2000)

  

 
Image
Luz y Sombras

  

Fotografía tomada del Video "Tercera Edad", realizado por el Psic. Mariano Carmelé

El Trabajo de Observación sobre Vejez. Relato de una experiencia docente en la Facultad de Psicología (UNR)


Frenquelli, Roberto; Randisi, Juan José; Serrani, Daniel
Cátedra Estructura Biológica del Sujeto II, Facultad de Psicología, UNR

Abstract:


Nuestra materia incluye desde 1984, dentro de sus contenidos mínimos, el tema “Etapas de la vida”. Dentro de este capítulo se destaca “Vejez”. De acuerdo a la “lógica de lo viviente” se toma al desarrollo desde una perspectiva multidimensional, no reduccionista, acorde a un pensamiento de la complejidad. Instalada en esa base epistemológica, la presente comunicación se enmarca en diferentes ejes temáticos de la convocatoria del Congreso, fundamentalmente al caso de “psicología de adultos mayores” y “la formación del psicólogo”. Se relata una actividad práctica obligatoria para los alumnos cursantes de la materia, tanto en sus lineamientos teóricos básicos, como de los aspectos de implementación. Se discute una Guía de Observación diseñada al efecto. También la modalidad de seguimiento del trabajo de los estudiantes, merced a la gestión de un grupo especialmente creado en apoyo de los docentes ordinarios. Analiza entonces el impacto que produce en la gestión, considerando al método observacional como de gran valor formativo. Finalmente, alude someramente a un estudio bibliométrico de las publicaciones de mayor circulación en la comunidad “psi” local, lo mismo que de los programas de la carrera de psicología en Rosario. Esto da pié a ciertas consideraciones sobre el eje “segregación y discriminación”.


1-    Una breve historia:


Estructura Biológica del Sujeto II, es decir Anatomía y Psicofisiología en las denominaciones académicas internacionales, es una materia del área Biológica en la Facultad de Psicología de Rosario. Desde sus principios, allá por 1984, incluye en su programa el gran capítulo de las Etapas de la Vida. En el mismo se encuentra el tema “Vejez” (punto 9 de la unidad citada). Se consideran aspectos de las teorías del envejecimiento, cuestiones demográficas, de la problemática psicosocial, desde luego de las características de los procesos básicos.

2- Dos ejes para un mismo tema:


Revisando los Programas de la Carrera correspondiente al año 1999 resulta bastante arduo encontrar en otras materias referencias directas al tema de la Psicología del Adulto Mayor. Lo mismo en lo referente a bibliografía relacionada. Creemos ver en esto cierta tendencia reproductora de lo imperante en lo social: la segregación del viejo. Desde su cristalización en el imaginario social y su repercusión en la praxis docente. Delineamos de esta forma un primer eje de análisis.  Nos internamos entonces de pleno en la problemática de la formación del psicólogo, que en este caso no estaría en disonancia con la de otros profesionales de la salud.
Conexo a esto,  pero ya pivotando sobre el otro eje, la presente comunicación incursiona en el modo de desarrollo del proceso enseñanza aprendizaje en psicología. Al que caracterizamos como básicamente verbalista; es decir como una reiteración cerrada circularmente sobre el lenguaje corriente. Con una cierta adherencia al texto, sin un pasaje por lo experiencial. A modo de una disociación entre la resonancia afectiva de las temáticas; entre teoría y práctica si se quiere. Todo esto inmerso en el escenario de una universidad masificada y, lo que es peor, pauperizada desde diferentes determinantes socio políticos. Que parecen desear condenarle a su extinción. A ningún docente se le escapa que los llamados trabajos “prácticos” son, en general,  meras repeticiones de los “teóricos”. Sólo diferenciables por la aptitud docente de cada uno; por esos estudiantes felizmente infaltables, esos que elevan el tono habitual con su pasión por conocer.

3-    Nuestro trabajo de observación:


Preocupados por todo esto, en 1994, iniciamos el desarrollo de la actividad que hoy presentamos. Pensamos que nuestros estudiantes podrían seguir durante el tiempo del curso a una persona mayor. Entrevistarle, recogiendo una pequeña pero jugosa historia de vida. Poder observarle de cerca; sobre todo desde esa especial cercanía, la que implica sentirse  implicado. No desde una escisión sujeto-objeto, por fuera del contexto. Poder administrarle, acorde a las aptitudes que se pudieran ir infiriendo desde los primeros contactos, algunas pequeñas pruebas. Para así poder recursionar entre teoría y práctica en los tópicos centrales de nuestra materia: la coordinación sensomotora, la atención, la memoria, la emoción. Poder ahondar en las funciones cerebrales superiores, es decir en las gnosias, las praxias, el lenguaje. Apreciar cómo es el relato de un viejo; cómo escribe. Cuáles han sido las vicisitudes de su vida y la correlación entre acontecimientos vinculares y sus padecimientos físicos. Atender a la organización de sus familias, a su soporte social, económico.
Para esto fue imprescindible establecer una metodología que hemos ido prolijando con el tiempo. Se constituyó un grupo docente especial. El mismo ofrece espacios especiales para aportar información básica, posibilidad de reflexión sobre la experiencia en todos sus pasos. Los estudiantes producen un informe final. En él no solo vuelcan datos fríos, también nos dejan sus impresiones, sus pareceres. Van eslabonando experiencia y conocimiento. Que como siempre decimos no deben nunca disociarse.

4- Hacia una integración posible:


Entendemos que con estos trabajos, que son del orden de lo posible dentro las condiciones que arriba citábamos, producen varios movimientos integrativos:

  • En el plano individual del estudiante. Entre teoría y práctica. Mejor dicho entre sus resonancias internas y su intelectualidad.
  • En el plano microsocial de la actividad formativa, el de las mismas comisiones de trabajos, consiguiendo momentos distintos en su relación con el docente, mediatizados por la tarea concreta. Cooperando con sus compañeros, comparando; reflexionando con ellos y sus docentes. Preguntando, preguntándose; sin caer en un textualismo monocorde.
  • En el plano de nuestra universidad, pudiendo experimentar el desarrollo de tecnologías que a la vez de posibles por lo económicas, son altamente complejas. En lo que siempre es lo más complejo: el nivel humano.  Inclusive cooperando en su perfeccionamiento, como hemos podido corroborar.
  • En el plano macro de toda la sociedad, acercándose al viejo que a todos nos habita. Para poder reconocerlo mejor, no solo para disminuir su segregación y discriminación, sino también para “espesar”, de la mejor manera, su trama subjetiva. Lo que redundará, qué duda  cabe, en su beneficio de su formación.






 
< Anterior   Siguiente >
ISSN 2422-7358 - Desarrollado por Ludikalabs